De los 44 tripulantes dos son misioneros

Medio año de vidas en pausa: el dolor de los familiares de la tripulación del ARA San Juan

  • Por: Actualidad Sur /
  • 15 May. de 2018

Volver a verlos. Esa es la esperanza que les queda a los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan , cuya desaparición hoy cumple seis meses.

 Sedientos de verdad y cansados de incertidumbre, su único deseo es saber qué pasó. Para muchos de ellos, la expectativa se deposita en la contratación de una empresa para encarar la búsqueda.

En gran parte de sus discursos prevalece la crítica y el reclamo a las autoridades. "Si hay culpables, que paguen", dice María Victoria Morales, madre del tripulante Luis Esteban García, y añade: "Queremos llegar a la verdad".

En tanto, desde el Gobierno ratifican que están haciendo "lo posible" por encontrar el submarino y mencionan como uno de sus mayores esfuerzos el avance de la licitación de alguna de las nueve compañías candidatas para seguir con la búsqueda.

"Que la búsqueda siga hasta las últimas consecuencias", pide Francisca Soria, mamá del tripulante David Melián. Entre lágrimas, cuenta que su hijo hizo la carrera en un lugar "muy humilde". Se quiebra al recordar que "siempre navegó y volvió, pero esta vez no pudo".

No hace falta escucharlos para percibir el dolor de las familias, aunque al hablar lo ilustran con total claridad. Así lo hace la madre del suboficial García, quien cuenta que, a pesar de vivir frente al mar, "al principio no podía ni mirarlo". Hoy se anima a contemplarlo con la esperanza de que sus lágrimas lleguen hasta él. Exige, al menos, poder enterrarlo: "Yo quiero elegir la tumba de mi hijo, no me digan que será el mar".(La Nación)

Comentarios