Pandemia

Coronavirus en Argentina: crece el alerta por el rebrote de casos que afecta a fábricas y servicios

  • Por: Actualidad Sur /
  • 08 Ene. de 2022

Distintas cámaras industriales y sectores productivos alertan por el creciente ausentismo ante la nueva ola de COVID-19 en nuestro país. Esto podría ser una amenaza en un momento de crecimiento de la producción y el consumo

La ola de casos de coronavirus en la Argentina se convirtió en una amenaza para las fábricas, comercios, empresas y pymes, ya que la variante ómicron está comenzando a poner en jaque las líneas de producción y la atención a los clientes por el ausentismo del personal.

 

De acuerdo con la Unión Industrial Argentina, el ausentismo está rondando el 20%. No solo se debe a los contagios, sino también a las pautas de aislamiento para contactos estrechos. “Hoy hay mucho presunto sospechoso. Hay que acortar el período, no son suficientes cinco días de aislamiento porque es una semana entera de trabajo. Tras la autorización de los autotests, estamos pidiendo que se nos faculte a realizarlos en los ámbitos de trabajo”, comentó Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, en una nota de Camila Dolabjian y Angie Anglesio para el Diario La Nación.

 

Las alertas se agravarían en las próximas semanas con la vuelta a la normalidad laboral, cuando los stocks destinados a enero estén en puntos críticos. “Si se mantiene este nivel de los últimos días, en las próximas semanas vamos a tener problemas. Estaremos en riesgo de interrupciones de líneas de producción o demoras, que ya están ocurriendo, pero todavía no impactarán en el consumo”, agregó Funes de Rioja.

 

De acuerdo con el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, hay empresas que están registrando ausentismos de hasta 50%. Por ejemplo, cuatro de cada 10 empleados de Acerias Berisso S.A., una fundición de metales de la provincia de Buenos Aires, no están yendo a la planta. El grupo NH, instalado en el conurbano, cerró oficialmente sus puertas por la cantidad de faltas.

 

En el transporte, por un lado, las empresas de logística están buscando evitar focos internos de contagio en los galpones y para ello deben reorganizar situaciones de riesgo de contagio, como almuerzos y descansos.

 

Por otro lado, el problema más crítico ocurre en el transporte de cargas. “La merma en la capacidad laboral existe. No llegamos al promedio de 20% de ausentismo porque los choferes se cuidan mucho, particularmente los que no están en relación de dependencia, porque el que se queda en la casa aislado, no cobra. Hay preocupación, tenemos que estar alertas. Vamos a tener que restringir transportes”, explicaron a las periodistas en la nota para el Diario La Nación.

 

“Es un caos total. Está afectando a los talleres de costura para la producción de las próximas temporadas y, en los locales de ropa, en la atención de los vendedores”, dijo Claudio Dreschler, presidente de la Cámara de Indumentaria.

 

En el sector de servicios gastronómicos la alarma es doble. “Nos vimos sumamente afectados no sólo por la baja de los empleados, sino porque cuando estábamos empezando a repuntar la gente empezó a aislarse”, contó Maximiliano Zecca, propietario de la cervecería 1825.(Diario 26)

Comentarios