Legislatura

Proponen Ley de la Secretaría de Economía Popular cuyos trabajadores superan a los del empleo privado y estatal

  • Por: Actualidad Sur /
  • 10 May. de 2022

En la primera sesión ordinaria del año de la Cámara de Representantes, con números en la mano, el diputado del Bloque Legislativo Tierra, Techo y Trabajo, Martín Sereno volvió a insistir con su proyecto de Ley -presentado en octubre del 2019- para crear la Secretaría de la Economía Popular en el ámbito de los Ministerios de Desarrollo Social, y el de Acción Cooperativa, Mutual, Comercio e Integración de la provincia. La iniciativa que se encuentra en la Comisión de Asuntos Constitucionales, Derechos Humanos, Municipales y Juicio Político, especifica que la economía popular es toda actividad creadora y productiva asociada a mejorar las condiciones de vida de hombres y mujeres que están en situación de vulnerabilidad social, para generar y comercializar bienes y servicios que sustenten su propio desarrollo o el familiar. La economía popular comprende, muy poco capital constante (maquinaria), tecnología y baja productividad (en términos capitalistas), informalidad en el intercambio y condiciones precarias de trabajo.

"¿Quién puede dudar que sea genuino producir alimentos?"

El legislador argumentó en el recinto que en el país existen trabajadores y trabajadoras con derechos y más de la mitad sin ellos. Desestimó el discurso de algunos sectores políticos e ideológicos que denostan a quienes perciben programas sociales, porque "son planeros que no trabajan".
Pidió asumir que en nuestro país solo el 3% de la población económicamente activa no trabaja. Sucede que algunos son reconocidos como trabajadores y trabajadoras con derechos y otras no. Y respondió a los que hablan de empleo o trabajo genuino, enumerando que trabajo genuino es producir en una chacra, en una huerta; cuidar a niños y niñas en los Espacios de Primera Infancia; cocinar y brindar alimentos las familias con hambre; acompañar, contener y resolver los problemas de las víctimas de violencia de género. 

Así como es genuino ser albañil y conseguir una changa cada tanto, o armar una pequeña cooperativa textil con pocas herramientas para subsistir, o dar clases de apoyo en los merenderos; enseñar actividades deportivas y culturales en las escuelas barriales. "Todos esos son trabajos genuinos", afirmó.
"El Estado valoriza el trabajo de docentes, médicos, enfermeras, mantenimiento y limpieza y a muchos otros sectores; pero por ahora no valoriza cabalmente el trabajo de la economía popular que nuclea a más de 10 millones de personas. Reconoció en algún momento que son trabajadores esenciales, pero no con derechos, ni institucional, ni salarialmente", dijo Sereno.


Treinta mil trabajadores en la agricultura familiar
En Misiones están registrados a marzo de este año, 131.477 trabajadores y trabajadoras de la economía popular. Se calcula que es aproximadamente el 50% de la población que está dentro de esa actividad informal.

En ese rango son 60 mil personas en tareas de cuidados -violencia de género, adultos y adultas mayores y en comedores o merenderos populares- y servicios socio comunitarios: 8 mil en construcción; 5 mil en artesanías; 30 mil son los y las registradas en la agricultura familiar. "¿Y cómo no podemos producir alimentos y escapar a la inflación que generan las 20 empresas formadoras de precios?", se preguntó. 

Estos números indican que en Misiones hay una población de la economía popular registrada mayor a la del empleo privado y estatal. "Y esto no es una opinión subjetiva, son datos oficiales", dijo el diputado.
Para los asalariados, estatales o privados está el Ministerio de Trabajo; "Pero para la mayor masa laboral que hay en la provincia, y en el país, no existe una institución que contenga y defienda los derechos de la mayor masa laboral de la provincia  que es la economía popular", enfatizó.

 
"Es imposible generar 11 millones de puestos de empleo"

El diputado de TTT señaló que hace 40 años el país está barranca abajo perdiendo derechos. En el año 73 la renta económica se distribuía un 52% al trabajo y el 48% al capital. Después de la dictadura y hasta ahora, el 20% de la renta nacional va al trabajo y el 80% al capital, y existe la misma masa de trabajadores que en 1973: Siete millones de personas. 

"Esto significa que el empleo privado llegó a un techo. Ya no vivimos el capitalismo industrial sino el capitalismo financiero, y no se van a generar 11 millones de puestos de trabajo. Es una fantasía cuando dicen que van a transformar los programas sociales en empleo genuino. Es imposible", manifestó.
Sereno recordó que en el país hay 18 millones de argentinos y argentinas "empujados" a la pobreza. Después de "la pandemia macrista que nos dejó tambaleantes y con una deuda impagable, sufrimos la pandemia del Covid-19 donde se invirtieron muchísimos recursos económicos, y lo celebro porque por eso estamos vivos y vivas, y después llegó la guerra entre Ucrania y Rusia, ahora queda resolver la urgente situación de nuestro pueblo".

Opinó que las y los argentinos están cansados de las peleas de palacios, de las chicanas entre los diferentes sectores, de las boletas únicas de una dirigencia que está pensando en las candidaturas y elecciones del año próximo más que en las necesidades "de nuestro pueblo".

 

Ley para contener una gran masa de trabajadores

El legislador de TTT reclamó que "el hambre y las necesidades son hoy, por eso las respuestas del Estado con soluciones deben ser urgentes".
Pidió poner "nuestra capacidad política e intelectual, sensibilidad y humanidad para resolver los problemas de nuestro pueblo. Y parte de esas soluciones es esta ley que proponemos nuevamente, porque quizás el 2019 no era el tiempo y muchos dirigentes con decisión política no conocían esta realidad. Pero ahora es innegable la necesidad de este sector que está registrado. No es un discurso de un partido político, ni de un bloque que trabaja en territorio con los sectores en situación de vulnerabilidad. Es un dato oficial que en Misiones hay más trabajadores de la economía popular que privados y estatales. El Estado debe atender a ese sector dando valor a la cantidad de trabajadores y trabajadoras".
La discusión es resolver la distribución de la riqueza porque actualmente el 1% más rico, tiene más que el 90% más pobre. "Esa es la grieta y el debate. Los otros temas son secundarios. No podemos sostener un modelo de sociedad donde el 1% tenga más que el 90%; con trabajadores y trabajadoras asalariadas debajo de la línea de pobreza. Antes eran pobres quienes hacían changas, hoy son las y los empleados asalariados. Proponemos este proyecto de Ley para que la enorme masa de los y las trabajadoras de la economía popular tengan instituciones que los defiendan y los representen", aseveró Sereno.

Comentarios